viernes, 23 de marzo de 2012

Los Vicios (Peligros) del Ministro 2 PARTE



LOS VICIOS (PECADOS) DEL MINISTRO (2 Parte)
Esta es la continuación y para poder entender el contexto de este artículo es muy importante que lea la 1 parte.

El vicio del "mamonismo"


"Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de
muchos dolores" (1 Tim. 6:9-10). Jesús advirtió que no podemos "servir a Dios y a las riquezas." (Mat. 6:24). Mamón es la adoración a las riquezas.
El problema no es el dinero en sí; el peligro es el amor al dinero. En el versículo 10 el apóstol cita un proverbio secular que dice: "El amor al dinero es la metrópolis [o el mundo] de todo mal". Aun cuando haya alguna diferencia de opinión en cuanto a si el versículo debe o no leerse "una raíz" o "la raíz de toda clase de mal," esto es indiferente. Hay otras raíces o fuentes del mal además del amor al dinero, como la amargura (ver Heb. 12:15), el deseo (Sant. 1:15) y la falta de perdón (Ef 4:30-32), mas el amor al dinero en verdad es "una raíz de toda clase de mal" (v, 10). Debemos recordar que en la parábola de Natán, el amor al dinero fue la causa para que el hombre que tenía muchas ovejas y vacas le robara al pobre su única corderita (2 Sam. 12:1-7). También fue la causa para que aquel joven principal se alejara de Cristo (ver Luc. 18:23), y también hizo que el rico insensato se engañara pensando que todo iba bien cuando, de hecho, estaba al borde del infierno (ver Luc. 12:16-20). Y tal vez 10 más triste fue cuando el amor al dinero hizo que Ananías y Safira mintieran al Espíritu Santo y causaran gran aflicción a la iglesia primitiva en Jerusalén (ver Hech. 5:1-11). El deseo de dinero ha sido la causa de innumerables fraudes, de matrimonios por conveniencia, de divorcios vergonzosos y de ministerios arruinados
.

Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario