jueves, 10 de junio de 2010

¿Qué es lo verdaderamente importante?

Con el paso del tiempo los corazones son expuestos y de manera inevitable se puede ver lo que somos en realidad y no lo que decimos que somos.




El día de hoy se le da tanto énfasis a la doctrina que tal o cual persona predica, si es sana o no (y no creo que sea malo, al contrario)¡ pero se ha llevado hasta la exacerbación ! de tal modo que encontramos discusiones estériles por temas tan . Triviales como: si soy CALVINISTA o ARMINIANO. Tal parece que a muchos les llena más poner en sus páginas: soy C-A-L-V-I-N-I-S-T-A que ser un DISCIPULO DE CRISTO. Y si pudieran pondrían a Calvino, Lutero o Arminio en un altar con veladoras. Esto me recuerda a la experiencia que el pueblo de Israel tuvo en el desierto cuando fueron picados por las serpientes ardientes y El Señor le ordena a Moisés que haga una serpiente de bronce para que todo el que le vea pueda ser sanado y vivir y que con el paso del tiempo se volviera un objeto de ADORACION en los días del rey Ezequías. Que hasta incienso le prendían. El medio que Dios uso se convirtió en el fin.



2 Reyes 18:4
“El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán."


Tal parece que el día de hoy eso sucede con muchos. He dejado de escribir y de pedirle a Dios que examine cada uno de mis pensamientos, que todo lo que haga, sea en verdad para darle gloria a Él. cada pensamiento, cada decisión, cada movimiento tiene que tener solo este fin . El Señor Jesucristo dejo bien en claro que era lo que verdaderamente le traía gloria.



Mateo 5:14 -16
14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Juan 15:8
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.


¿Qué ven mis vecinos en mi casa? ¿Qué ven mis compañeros en mi trabajo? ¿Pueden ver a Cristo o pueden ver a un cristiano más? ¡Eso es lo que le da la Gloria! No es el que yo predique con elocuencia, o que pueda resolver todas las verdades ocultas de la Palabra, si predico la predestinación o el libre albedrio. Estoy bien seguro que El Señor está harto de esto. Vivamos vidas santas que reflejen su carácter, que la gente pueda ver que el amor que tengo para mi esposa, hijos y prójimo refleje que soy un verdadero hijo de Dios.

Hace tiempo compartí un pensamiento en este mismo espacio en donde escribía que es grandioso lo que Dios hizo en estos grandes hombres de Dios, reformadores y post reformadores, padres de la Iglesia, y que el día de hoy tenemos varios a los cuales le doy gracias a Dios por sus vidas, ya que han inspirado mi caminar con Dios. Pero no puedo vivir de sus victorias, ni debo de perder el balance al casi idolatrarlos, Como si volviera al tiempo del oscurantismo religioso en donde la “voz del hombre era la voz de Dios” ¿Qué acaso no fue esto lo que los reformadores expusieron? ¿Qué no es esto lo que sucede el día de hoy en cada parroquia católica En donde lo que el señor cura dice se hace porque él lo dice? Por favor abramos nuestros ojos espirituales.

Tim conway en una predicación lo dice muy claramente y estoy de acuerdo con él. Todos esos grandes hombres son ceniza, están muertos. Puedes ver el video aquí.

¿Qué no fue esto lo que El Señor Jesucristo le reprochó a la iglesia de Éfeso? Era una iglesia “SANA” exponía y rechazaba a los falsos apóstoles y nicolaítas. Pero había perdido lo más importante. SU PRIMER AMOR.


1 Corintios 3:4-8.
4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?
5 ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.
6 Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.
7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.

8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.

Share:

4 comentarios :

  1. Hola Luis:

    Dios te usa hermano. Gracias por este artículo. Me quitaste las palabras del bolígrafo :) (o mejor dicho, del teclado).

    "Casualmente", este tema se me ha estado atravesando cada día desde hace poco más de una semana. He encontrado, sin buscar, artículos y videos en donde los "calvinistas" le gritan a los "arminianos" que son unos herejes mientras que los segundos le lanzan improperios tales como "tu doctrina es demoníaca" y otros que me reservo.

    Y resulta que a los que están en medio (porque, aunque unos y otros aducen que no hay "términos medios", los hay, como diría Paul Washer: "hay calvinistas y arminianos aquí, y toda clase de "extraños animales intermedios", jejeje) les llueven jitomatazos y huevos podridos de uno y otro lado... ¿Y la obra de Cristo? Su muerte en la cruz, el derramamiento de su sangre y la regeneración en nuestras vidas se va quedando como tema lateral y olvidado.

    ¡Ya basta!

    Y termino citándote: "Vivamos vidas santas que reflejen su carácter, que la gente pueda ver que el amor que tengo para mi esposa, hijos y prójimo refleje que soy un verdadero hijo de Dios" y agrego: "Y que en mis labios, el mensaje del Evangelio encuentre un lugar desde dónde ser proclamado".

    Que el Señor te continúe bendiciendo.

    Hasta Su regreso,
    David Franco

    ResponderEliminar
  2. David: sin querer comparar con nadie (y mucho menos con el apóstol Pablo y guardando las reservas del caso)te puedo decir "con lagrimas en mis ojos" que esto entristece el Evangelio, es doloroso. publica lo que El Señor ha puesto en tu corazón,levantemos la voz. y que El Señor te siga usando.

    ResponderEliminar
  3. Bendiciones amado hermano y Tocayazo Luis!
    Damos Gloria a Dios por ésto, porque recuerdo que también una vez el hermano Luis Rodas dijo algo similar...

    A varios hermanos les decía que mi temor es que los que buscábamos la verdad y que estábamos de acuerdo con hombres de Dios al final no íbamos a caer en el mismo error de aquellos de quienes decíamos estar mal... Y platicaba con un amigo amado que ya me estaba dando como "risa" ver a algunas personas que decían "vamos a denunciar a los lobos rapaces..." que según ellos anuncian a las personas a quienes "siguen" primero... Y me daban ganas de hacer un post que dijdera "Unos dicen, yo soy de Olivares, yo de Washer, etc..." no porque tenga en mal concepto a éstos santos, todo lo contrario, les amo mucho y me han sido de edificación al igual que usted, y me gozo en que haya más hermanos que amen la Verdad de la Palabra y anhelen un "despertar" del Pueblo de Dios, pero tampoco los erijo como ídolos en mi vida, no los creo INFALIBLES, hay cosas en las que no estaremos de acuerdo... y YA! no por eso los demonizo ni los hago a un lado, sino, simplemente, procuro ejercitar mis sentidos en el discernimiento, como lo dice Hebreos, si no me equivoco.
    Y personalmente podría decir que todo ésto que se da, de "idolatrar" a los "reformadores", etc, es porque pues queremos "ser parte" de sus victorias, o anhelamos lo que ellos tienen.


    Recuerdo que hace tiempo El Señor me instó a no "anhelar" lo que ellos, su ministeiro (en cuanto a lo que Dios les manda a hacer), y tuve que pasar un tiempo a solas con Dios, alejado del hombre hasta que Dios mostrara a mi vida, lo que Él tenía para mí, y entonces, pues con más tranquilidad podría escuchar a mis hermanos, sin correr tanto riesgo como ants de anhelar... Todavía a veces debido a la naturaleza del coraźon humano hay ciertos anhelos, pero ahora El Señor nos ha hecho saber Su Voluntad y procuramos andar en ello.

    Es hermoso tener ejemplos a seguir, pero que sea en devoción, en lo que a su relaciójn con Dios se respecta, y ésto DEBE DE SER para ANHELAR MAS a DIOS, porque si lo hacemos por ser conocidos, pues hay problemas... y personalmente pues sufrimos a veces por ello, procurando matar al yo cada día, y es una lucha por la cual solicito sus oraciones (ustedes están en la mía amados hermanos). Leo ejemplos de santos con una hermosa devoción, y digo "Yo quiero eso" pero, luego me pregunto "Lo quieres, por conocer a Dios? OI por ser conocido así", y cuando em doy cuenta de que si es por conocer a Dios,pero que también hay un sentimiento re "reconocimiento" involucrado, es cuando tengo que humillarme delante de Dios...

    Dios nos ampare hermanos, sigamos amonestándonos y exhortándonos unos a otros en El Amor de Cristo, que los días son peligrosos y sólo Bajo Sus Alas estaremos seguros...

    Les amamos en Cristo.
    Gracia y paz...

    ResponderEliminar
  4. Hno Huerta: ¡Así es! mejor no lo puedo decir yo. sigamos adelante, poniendo nuestros ojos en Cristo...Dios nos ayude.
    Muchos saludos y Bendiciones.

    ResponderEliminar