miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿POR QUÉ NO LLEGA EL AVIVAMIENTO?

Tuve la bendición de haber conocido al hno. Ravenhill en una conferencia en Waco, Texas. El legado que el dejo para muchos es casi obsoleto. ¿Porque? por que desgraciadamente no era “famoso”, osea no tenia Grammys, no tenia una iglesia “relevante” pero cuando predicaba, sabias que había un Dios en los cielos. (Un vaso de barro) para que la excelencia sea de Cristo. Les compartiré una de las joyas de la literatura cristiana, su libro: ¿por qué no llega el avivamiento? Un libro que por estar “descontinuado” ya no se imprime.(PERO SI IMPRIMEN A JOEL OSTEEN Y SUS HEREJIAS) sin embargo si estas interesado en obtenerlo, lo pondré a su disposición en este blog, léelo, compártelo y ¡ACTUA!.


I. POR ENCIMA DE TODAS LAS COSAS CONSIGUE UNCION

La cenicienta de la iglesia es la oración. Esta criada del Señor es despreciada y desechada porque no se adorna con las joyas del intelectualismo, ni las brillantes sedas de la filosofía, ni con la impresionante Tiara de la sicología. Lleva los delantales de honesta sinceridad y humildad. No teme arrodillarse.


El defecto de la oración, humanamente hablando, es que no se apoya en la eficiencia mental. (Esto no quiere decir que la oración sea la aliada de mentes enfermas, sino que en éstos sólo se aprecia la eficiencia intelectual) Pero la oración requiere una sola cosa: espiritualidad.

No se necesita indispensablemente la espiritualidad para predicar, esto es, para dar sermones con Perfección homilética y exactitud de exégesis. Mediante una buena dosis de memoria, ciencia, ambición Personal, desparpajo y una buena biblioteca bien cargada de libros, el púlpito puede ser conquistado por Cualquiera en nuestros días.
La predicación de este tipo puede influenciar a los hombres, la oración influye con Dios.

La predicación afecta al tiempo, la oración a la Eternidad. El púlpito puede ser un escaparate para Exhibir nuestros talentos; la oración significa lo contrario a exhibicionismo.

La tragedia de estos últimos tiempos es que tenemos demasiados predicadores muertos en los púlpitos dando sermones al pueblo. ¡Qué horror! Una extraña cosa he visto «debajo del sol»: que aun en círculos fundamentalistas se predica sin unción. ¿Qué es unción? Apenas lo sé. Pero sé lo que no es (o por lo menos sé cuándo no está sobre mi propia alma). Predicar sin unción mata en lugar de dar vida.

Hermanos, podríamos bien apañarnos siendo solamente medio intelectuales (de la intelectualidad moderna) si fuéramos doblemente espirituales. Predicar es un asunto espiritual. Un sermón nacido de la mente alcanza simplemente la mente; un sermón nacido en el corazón, alcanza el corazón. Con la bendición de Dios un predicador espiritual producirá gente espiritual.

Pero la unción no es una paloma que bate sus alas contra los cristales para entrar en el alma del predicador, sino que tiene que ser perseguida y alcanzada. La unción no puede ser aprendida cual arte, sino que debe ser ganada y Conseguida por oración.


Cuando el martillo de la lógica y el fuego del humano celo fracasan en abrir los corazones, la unción lo consigue.
La unción es la medalla divina concedida al predicador que como soldado ha
luchado en oración y obtenido la victoria. La victoria no se obtiene en el púlpito disparando descargas intelectuales, sino en el retiro de la oración. Es una batalla ganada o perdida antes de que el predicador pise el púlpito. La unción es cual dinamita. La unción no viene por las manos del obispo, ni queda disipada cuando el predicador es puesto en prisión. La unción penetra y derrite, endulza y ablanda.

¡Cuánta fiebre de construir iglesias existe actualmente! Sin embargo, sin predicadores ungidos estas alturas no se verán nunca rodeadas de ansiosos penitentes.


Share:

7 comentarios :

  1. Hola Luis... muy lindo escrito, lo voy a subir al blog de aca a un tiempo gracias... ahora no jeje es muy nuevo pero en un tiempo si... Dios te Bendiga... gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Claro! el material que está en el blog es para usarse y publicarse en donde sea, no hay derechos .
    gusto en saber de tí.
    Bendiciones. estaremos orando por tí.....

    ResponderEliminar
  3. "La victoria no se obtiene en el púlpito disparando descargas intelectuales [y emocionales], sino en el retiro de la oración".

    Perdón por el agregado; no es que le falta algo al escrito, es que es tan sucinto, que estas frases adicionales brincan desde sus letras. ¡Qué razón del hermano Ravenhill!

    Gracias Luis por compartir estas joyas.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón David, saltan a la vista…………es una lastima ver como esta "cenicienta" se ha olvidado de la iglesia, la iglesia ya no ora, solo saben ALABAR con las ultimas canciones de Marcos witt, hill songs,Alex o Romero.....¿y de la oración? BIEN, GRACIAS.....y que decir de la palabra.....Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. Todos dicen que va a haber un avivamiento.....eso es lo que nos enseñaron en la iglesia, me incluyo. Siempre lo estuve esperando y nunca llegó, jeje, al contrario, los tiempos van a estar cada vez peor, se acerca el fin de todo. Muy buen artículo.
    Saludos ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Te invito Sonia a que sigas leyendo este artículo a lo largo de las semanas.....el costo es muy alto y pocos lo quieren pagar....
    Gracias por tu comentario.
    Bendiciones.
    P.D avivamineto no es lo que han dicho o predicado por años y menos Fernando Sosa y sus locuras.....

    ResponderEliminar
  7. Es una buena noticia que en medio de tanta confusión y apostasía, las personas puedan encontrarse con blogs como éste, en los cuales se predica la Palabra de Dios, tal como debe hacerse.

    Permita el Señor que cada día surjan nuevos sitios que enciendan una lámpara no para ponerla debajo de un almud, sino en un lugar alto para que alumbre a muchos.

    ¡Sigan con la gran labor que llevan a cabo para expandir el Reino!

    ResponderEliminar